¿QUÉ ES UN NAHUAL? | SEGUNDA ACTIVIDAD 2DO GRADO

Para la segunda actividad del bimestre para alumnos de tercer grado realizaremos un Nahual. Pero ¿qué es un nahual? Existen diferentes hipótesis al respecto, y en el siguiente post te contaré algunas de ellas, incluyendo aquella en la que nos basaremos para realizar nuestro trabajo.

image1-1024x1024

El nahual ocupa un lugar muy especial en la cultura mexicana, y adquiere aún mayor relevancia cuando se trata de temas asociados al misticismo y la metafísica. Algo fascinante que ocurre alrededor del nahual es que su naturaleza misteriosa termina envolviendo todo lo que pueda decirse o pensarse  de ella.

 

Su origen

Tratemos de determinar el origen etimológico de la palabra. Una de las posibles raíces de la palabra es nahuali, verbo que en náhuatl alude al acto de engañar, ocultar o disimular. Aunque por otro lado, el historiador José María Garibay sugirió como origen probable el término nahui, que se refiere al número 4, tal vez en alusión a la personalidad múltiple, o la capacidad de transmutar, que posee el nahual. Existen al menos tres o cuatro hipótesis más sobre el posible origen del término nahual, e incluso desde el siglo XVI ya existía una cierta discrepancia entre cronistas o historiadores al respecto.

Nahual o nagual, incluso nawal, (en náhuatl: nahualli, ‘oculto, escondido, disfraz’), dentro de las creencias mesoamericanas, es una especie de brujo o ser sobrenatural que tiene la capacidad de tomar forma animal. El término refiere tanto a la persona que tiene esa capacidad como al animal mismo que hace las veces de su alter ego o animal tutelar.

38321-2-gmapoax

El concepto se expresa en diferentes lenguas nativas, con diferentes significados y contextos. Más comúnmente, entre los grupos indígenas se denomina nahualismo a la práctica o capacidad de algunas personas para transformarse en animales, elementos de la naturaleza o realizar actos de brujería.

Pero el embrujo semántico que el término irradia no termina ahí, ya que si buscas palabras asociadas a nahual, se destapa una miríada de acciones y cualidades que en suma terminan sepultando al aventurado investigador en un confuso trance de significados. Si haces este ejercicio en el Gran Diccionario Náhuatl, obtienes traducciones que van desde el simple “brujo o hechicero” (naual) hasta “entrar escondidamente” (nahualcalaqui), “tomar algo cautelosamente” (nahualchihua), “llevar a alguno por engaño” (nahualhuica), “confundir o ofuscar a los oyentes” (nahualitoa), “acechar escuchando” (nahuallacaqui)  o “mirar cautelosamente” (nahuallachia).

 

Las distintas caras del nahual

Según el contexto, el nahual puede responder a distintos significados o personajes. A continuación repasaremos brevemente las dos más comunes:

El uso más popular de esta palabra es como sinónimo de brujo o hechicero. Generalmente a este personaje se le adjudica un fin malvado, o por lo menos travieso, y ostenta una habilidad particular: transmutar a voluntad en un animal determinado o inclusive en un objeto inanimado (como un relámpago o una bola de fuego). Existen numerosos mitos y leyendas protagonizadas por nahuales bajo su papel de brujos.

dibujo o imagen de un nagual o nahual

Poco después de la conquista los españoles ya interpretaban así este término. En su Vocabulario en lengua castellana y mexicana, Alonso de Molina advertía en 1571 el significado como “brujo, hechicero o nigromante”. También Bernardino de Sahagún se refiere al nahual, a mediados del siglo XVI, en su Historia General de las Cosas de la Nueva España (Libro X, Capítulo IX):

El naualli propiamente se llama brujo, que de noche espanta a los hombres y chupa a los niños. El que es curioso de este oficio bien se le entiende cualquier cosa de hechizos, y para usar de ellos es agudo y astuto; aprovecha y no daña.



El que es maléfico y pestífero de este oficio hace daño a los cuerpos con los dichos hechizos, y saca de juicio y ahoga; es embaidor o encantador.

dsc_0071-1024x762

Desde otro contexto la palabra nahual suele asociarse a una entidad totémica, a una especie de aliado o alterego inseparable que un ser humano tiene en el mundo animal. Aquí el nahual actúa como protector de su “otro yo” humano. La relación entre una persona y su aliado animal es tan entrañable que incluso se cuenta que cuando uno muere el otro cae también fulminado. Y es este significado el que utilizaremos para nuestro trabajo.

Una característica interesante de este concepto que estaremos usando tiene que ver con la proyección de una entidad anímica con la que se mantiene un lazo que no se puede deshacer. Alfredo López Austin en su obra Cuerpo humano e ideología. Las concepciones de los antiguos nahuas, refiere a esto como parte del sistema de creencias llamado nagualismo.

dsc_0083-1024x919

 

Pero entonces, ¿qué es un nahual? ¿De donde viene esa historia de “animales protectores”?

El cuidado de los animales para los mayas era una práctica cotidiana, incluso la caza de ellos sólo podría realizarse con fines de alimentación. En el imaginario maya, los animales estaban presentes y tenían vida propia, eran parte integral de ellos mismos y están muy presente en los llamados huayes (wáayo’ob), que eran brujos nigrománticos o encantadores que, cuando nacía un niño, le asignaban un animal protector.

toro

Los animales eran así mensajeros de los dioses y protectores de los niños al nacer. Estos animales se encargaban de protegerlos y guiarlos durante toda su vida. Estos animales-espíritus usualmente se manifiestan  a las personas como una imagen que aconseja en sueños a sus protegidos y guardan cierta afinidad con la persona a la que protegen. Por ejemplo, una mujer cuyo nahual fuese un cenzontle tendrá una voz privilegiada para el canto. Este animal era como el complemento, el alter ego del niño, por ello, la asignación de un animal protector era secreto, sólo la madre y el sacerdote -quien daba el huay- lo conocían, hasta el momento en el que el pequeño tenía uso de razón y ya podía conocer quién era su animal protector aunque también eso lo tenían en secreto.

ee72804a3d5cb4f1ebc2b44426fef2f5

Sin embargo, no todos tenían un contacto tan ligero con sus animales protectores: se cree que los brujos y chamanes del centro de Mesoamérica pueden crear un vínculo muy cercano con sus nahuales, lo que les da una serie de ventajas que ellos saben aprovechar, la visión del gavilán, el olfato del lobo o el oído del ocelote pasan a ser herramientas de estos videntes e incluso se afirma que algunos, más preparados, pueden adquirir incluso la forma de sus nahuales y utilizar esta habilidad de diversas formas, no todas ellas bienintencionadas, según la tradición popular.

conejotepozteco-500x500

Los mayas también les designaban una categoría específica a los animales, pues eran considerados mensajeros de los dioses, representantes de ellos en La Tierra, incluso a veces asumían la personalidad de las deidades. Respecto a la asociación de los animales a dioses destacan el mono y su relación con Ceh, que es una de las divinidades mas importantes; la guacamaya con el sol y el jaguar es como el rey de las divinidades. El jaguar era un animal “muy admirado por los mayas por su ferocidad, por la belleza de su piel, por esa razón sólo reyes y guerreros muy conocido podrían portar la piel, además lo vemos con los tronos esculpidos en forma de jaguar que están vinculados con la realeza”.

oso1

“También se encuentran pequeños mamíferos como el coatí, la zarigüeya -protagonista de una leyenda maya, pero ahora perseguida y matada sin razón alguna- y el armadillo, animales que forman parte de un ciclo natural para distribuir plantas y semillas que dan vida al medio ambiente local”. Entre las aves, están el búho y el pavo, que no se cazan únicamente como alimento, sino que los mayas le daban un aprovechamiento integral, al igual que en el resto de los animales: se obtenían pieles, huesos, plumas y desde luego, la carne como alimento. Es por esta razón que los mayas no cazaban de más como ahora, si por ejemplo, entra un animal a tu traspatio a comerse tus sembradíos, en lugar de alejarlos por medios distintos, lo más fácil es matarlos. No hay esa cultura de protección a las especies animales como tenían los mayas antiguos.

 

¿Dónde encontrar un nahual?

Tal vez el nahual solo existe, y muy voluntariamente, entre líneas (gramaticales, conceptuales, históricas, etc). Y quizá en esto mismo radica su atrevimiento primario, su embrujo original, el acto mediante el cual honra su propia naturaleza: es esencialmente inasible, incluso a través de las palabras; cualquier intento por definir su figura con precisión, o de describirla puntualmente, está condenada a la confusión o por lo menos a la insuficiencia.

conejo

Es como si viviera en un un reino distante del cual solo sale intermitentemente para visitar el nuestro, apareciéndose fugazmente y dejando una pincelada para que el aventurado investigador o el ingenuo curioso persiga su rastro, siempre un paso atrás, aspirando solo a la posibilidad de su eco.

04f3555fe2644a07c4ce90c6cef4cef3

 

 

Artículo original: http://masdemx.com/2016/03/los-nahuales-seres-que-te-embrujan-con-tan-solo-definirlos/ Autor: Javier Barros Del Villar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *